QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | BLOG | TWITTER | EMAIL

 

 

 

 






Las bodegas naturales, son el lugar idóneo para conservar bien el vino porque son sombrías, al cobijo de agentes externos y gozan de un clima particular.

Nuestro objetivo es proponerles bodegas que cumplan las expectativas de las bodegas naturales, pero a medida y en su propia casa. Para que el vino alcance su pleno apogeo, tenemos que controlar los cinco enemigos del vino: La temperatura, -La luz. –Los olores. –La humedad. –Las vibraciones. Nuestro novedoso sistema de construcción de bodegas permite además, controlar estos agentes perjudiciales.

 

 



Estamos especializados en el diseño y construcción de bodegas climatizadas a medida para clientes particulares. Realizamos proyectos "llave en mano" cuidando tanto los aspectos técnicos de conservación, como los estéticos en el estilo y acabado que busca el cliente.

Los botelleros pueden ser de una gran variedad de materiales, que incluye la madera para las bodegas más tradicionales, el acero, el hierro lacado y el aluminio para las bodegas más modernas. Se ofrece la posibilidad de diseñar el salón o local en 3D con la integración de la bodega.

 




Un local como puede ser un restaurante, una tienda comercial, un hotel, etc., necesita no sólo los elementos técnicos que nuestro sistema proporciona, sino una estética y practicidad que hagan que nuestro negocio sea además rentable. Nuestro equipo diseñará junto a usted, la bodega que mejor se adapte a sus necesidades.

 




Conservamos y envejecemos sus vinos, como si estuviese en la sala de crianza de la bodega elaboradora, manteniendo la temperatura natural, oscuridad, ventilación y humedad perfectas, totalmente libre de vibraciones. Todo ello sin ocupar ningún metro de su vivienda o local, aportando un valor añadido a la misma, a la vez que le confiere un toque de distinción.

Se puede elegir entre cuatro modelos. Dos redondos y dos ovalados, en varias dimensiones, con capacidad entre 800 y 3.000 botellas, adaptándose a las necesidades tanto profesionales como particulares.

A través de una trampilla que puede ser de madera, vidrio blindado, o del mismo pavimento que el resto de la habitación, se accede de forma fácil y cómoda, a un espacio adicional, que permite compartir el placer de una cata de vino, rodeado de su colección de botellas.

 

 
 
 
   

 

 

 
 



 

Puede encontrarnos en: